Cuando los ingenieros drenaron las cataratas del Niágara en 1969, hicieron un descubrimiento que revolvió el estómago a más de uno…

Uncategorized

May 15, 2021

Es junio de 1969,  un equipo de ingenieros llevó a cabo con éxito una tarea hercúlea. Contra todo pronóstico, detuvieron el flujo de las Cataratas del Niágara, silenciando así una de las atracciones más famosas del planeta Tierra. Pero a medida que el agua se iba secando por primera vez en miles de años, se reveló un secreto oculto entre las rocas de abajo, que podríamos catalogar como mínimo de horrible.

1. Hoy en día

Hoy en día, el poderoso rugido de las Cataratas del Niágara atrae a millones de turistas cada año. Y para muchos, las agitadas aguas son un recordatorio constante de lo poderosa que puede ser la Madre Naturaleza. Pero hace más de cinco décadas, el famoso torrente se convirtió en un mero goteo mientras los ingenieros investigaban lo que ocurría entre bastidores.

PreviousSiguiente