La utilización estratégica de los olores podría mejorar nuestra capacidad de aprendizaje

Salud

July 26, 2021

Según un estudio reciente, el uso de olores mientras se aprende y se duerme podría mejorar nuestra capacidad de aprendizaje, e incluso aumentar el rendimiento de los exámenes. La conclusión del experimento es que si aprendemos cosas mientras olemos un olor en particular, y luego dormimos junto a ese olor, será mucho más fácil para nosotros recordar las cosas que aprendimos. El Dr. Jürgen Kornmeier, el autor principal del estudio, comentó: “Demostramos que el efecto de apoyo de las fragancias funciona de forma muy fiable en la vida cotidiana y puede ser utilizado de forma dirigida”.

El reto de la consolidación

Cada día recibimos una increíble cantidad de información a través de todos nuestros sentidos. Pero toda esta información tiene que ser clasificada y reorganizada por nuestro cerebro para que tenga sentido. Parte de la información sensorial irá a nuestra memoria a corto o largo plazo, y otra parte ni siquiera llegará a la meta.

Para aprender algo nuevo, necesitamos convertir la información de la memoria a corto plazo en apta para la memoria a largo plazo, proceso conocido con el nombre de consolidación. Y para muchos científicos, un objetivo importante es saber cómo mejorar la consolidación. Hasta el día de hoy, los estudios han demostrado que la consolidación durante el sueño es esencial y que los olores también pueden jugar un papel importante en ella.

Pixabay

Vinculando los olores y los recuerdos

El olfato es uno de nuestros sentidos más antiguos, ya que está estrechamente relacionado con la parte de nuestro cerebro que se ocupa de la emoción y la memoria. Es por eso que un olor puede a veces traer recuerdos muy vívidos y transportarnos en el tiempo.

El vínculo entre el olfato y la memoria podría ser útil para mejorar nuestra capacidad de aprendizaje. De hecho, en un estudio de 2017, los científicos han comparado tres grupos diferentes de participantes, aquellos que estuvieron expuestos a un olor particular durante el sueño de ondas lentas, durante el sueño de movimientos oculares rápidos (REM), y aquellos que no estuvieron expuestos al olor en absoluto. El primer grupo tuvo el mejor desempeño durante las pruebas de memoria al ser expuesto al mismo olor, mientras que el último grupo tuvo el peor desempeño.

La importancia del olfato durante el sueño

En otro estudio, los científicos pidieron a 54 estudiantes que tuvieran palos perfumados de rosa a su lado mientras aprendían inglés, y luego los dividieron en cuatro grupos para un examen. El primer grupo no había sido expuesto a ningún olor, el segundo grupo había sido expuesto mientras aprendía y durante la prueba, el tercer grupo había sido expuesto mientras aprendía y todas las noches antes pero no durante la prueba, y el último grupo había sido expuesto mientras aprendía, todas las noches antes y durante la prueba.

Los dos últimos grupos de estudiantes tuvieron un rendimiento mucho mejor durante el examen que los dos primeros grupos, lo que llevó a los científicos a la conclusión de que el verdadero factor crucial era la exposición al olor durante el sueño. Según los científicos, el éxito de aprendizaje de los estudiantes aumentó un 30% cuando se usaron varillas de incienso tanto en la fase de aprendizaje como en la de sueño.

En conclusión, el estudio muestra que los olores pueden ser utilizados para mejorar la memoria y que no es necesario que sea específicamente durante el sueño de ondas lentas, lo que, según el Dr. Kornmeier, “hace que los hallazgos sean adecuados para el uso diario”.

Dado que estos hallazgos son al final relativamente limitados, ya que fueron probados en un pequeño grupo de personas, podemos esperar que pronto se realicen más investigaciones.